El cacao… ¡Siempre puro y ecológico!

Cacao puro y ecológico

El chocolate es uno de los “vicios” confesables de casi todo el mundo. A todos nos encanta en mayor o menor medida y es que el cacao tiene algo que no sé qué que nos vuelve locos. Es cierto que en el mercado encontrarás infinidad de opciones de chocolate: con sabores, con esencias, con frutas, con leche, con frutos secos, con yogurt y es que aquello que quieras, lo vas a encontrar en formato tableta o bombones pero, ¿qué tiene esto de chocolate? ¿es saludable para nuestro organismo?

En realidad, como todo, depende de qué cantidad de estos productos consumas pero lo mejor como siempre, es comer los productos cuanto más auténticos posible, mejor. Y en el caso del cacao, pues no hay excepción. El cacao… ¡Siempre puro y ecológico!

¿Por qué el cacao debe ser puro?

Porque todo el cacao que no es puro, no es cien por cien saludable ni tiene todos los beneficios que puede aportarte si es auténtico y puro. Porque cuando se realizan mezclas con azúcar sobre todo (azúcar blanca y procesada) estás incluyendo un ingrediente considerado tóxico. De ahí la importancia de consumir cacao, cuanto más puro mejor.

De hecho, acabamos de descubrir la diferencia entre cacao y chocolate y es que cuando hablamos de cacao es el producto puro, sin procesar, sin añadidos ni mezclas y cuando nos referimos al chocolate es todo lo demás (que no significa que sea malo pero no es tan puro, auténtico y no tiene los mismos beneficios).

Beneficios del cacao puro

Aunque parezca un dulce y siempre relacionemos dulce con “poco saludable” la realidad es que en el caso del cacao, no es así ni mucho menos. El cacao es algo que podemos comer directamente (aunque es cierto que puede resultarnos algo fuerte sobre todo las primeras veces y es que estamos habituados a comer chocolate, no cacao) o incluirlo en nuestros postres y recetas.

Además de saciar nuestro lado “dulzón” y postrero, también estaremos, al consumir cacao puro, ayudando a nuestro organismo a tener innumerables beneficios que vamos a detallar:

  • Rico en magnesio, un mineral especialmente nutritivo para nuestro sistema nervioso que además ayuda a potenciar la musculatura.
  • Supera al té verde en antioxidantes, esos que ayudan a prevenir y ralentizar el envejecimiento incluyendo las enfermedades del corazón o el cáncer.
  • Si quieres nutrir los huesos, la piel, los dientes y aumentar tus defensas, la Vitamina C del cacao es perfecta y también con su nivel de calcio, seguirás fortaleciendo tus huesos.
  • Aumenta tu nivel de serotonina, el neurotransmisor que se encarga de transportar la señal de la felicidad, de ahí el dicho de que el cacao consigue alegrarnos y levantarnos el ánimo. Consumir cacao nos ayudará a paliar los efectos de la depresión, calmar la irritación y la ansiedad.
  • Y si quieres también ayudar a tu organismo a eliminar sustancias tóxicas y regular tu glucosa, el cacao te ayudará pero debe ser puro (no chocolate con azúcar).

Contraindicaciones del cacao puro

  • Estimulante: El cacao es un poderoso estimulante natural así que hay que tener cuidado al consumirlo también. No por ser puro, se puede o es bueno comer todo lo que nos apetezca porque nada, en exceso, es positivo. Con moderación es siempre, lo más apropiado. Como decíamos, el cacao es estimulante (aunque no como el café) así que si sufres de ansiedad o nerviosismo, tener aún más prevención u ojo y si te cuesta dormir, igual (cuidado con los niños que son muy nerviosos o hiperactivos).

Quitando esto, si el cacao es puro y lo consumes con tino y no en exceso, te ayudará a estar más contento con un aporte extra de beneficios.

Y ecológico, ¿por qué?

Porque si el cacao que eliges es ecológico te estarás asegurando que está libre de productos químicos, de procesamientos artificiales y de que incluye todo aquello que le resta pureza. Si el cacao es ecológico todo el proceso desde su plantación hasta que llega a ti es sostenible y ecológico y por supuesto, tu organismo te lo va a agradecer ya que lo estarás liberando de sustancias químicas perjudiciales para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *