Eco y Orgánico

Los poderes de lo Eco y lo Orgánico

Que lo Eco y lo Orgánico está de moda, de eso no hay duda. ¿Qué es un boom? Pues eso parece que también pero ¿Qué hay detrás? ¿Son realmente beneficiosos y nos ayudan a estar y sentirnos mejor? ¿Hay diferencia entre dos productos aparentemente iguales que uno es Eco y Orgánico y otro no? Mucho se habla estos días y nosotros, vamos a intentar dar un poco de luz en este asunto. ¿Por qué? Porque si los vendemos pensamos que tenemos algo que decir al respecto.

Las redes sociales están repletas o inundadas de imágenes de productos ecológicos, orgánicos y platos preparados con ellos. Sobre todo Instagram ha sucumbido a este gran movimiento que realmente, algo de bueno tiene que tener si cada vez tiene más adeptos, seguidores y el mundo healthy es cada vez más potente y fuerte.

¿Qué es Ecológico y qué Orgánico?

Lo fundamental para saber si algo es bueno es conocer qué es y qué incluye cada término. Es cierto que ahora están proliferando estas determinaciones y a veces, nos perdemos o no sabemos muy bien a qué se refieren. Vamos a esclarecerlo un poco.

Ecológico. Según la RAE, ecológico es aquello “realizado u obtenido sin emplear compuestos químicos que dañen el medio ambiente. Dicho de un producto o de una actividad: que no es perjudicial para el medio ambiente”. Es decir, que ecológico es aquel producto que se ha generado de forma sostenible, que no incluye químicos, que no está dañando el entorno en su producción y que no tiene intervención artificial.

Por lo tanto, para que un producto sea ecológico todos los participantes en su proceso de creación, desarrollo o crecimiento, deben ser ecológicos y esto va desde un tomate para el cual la semilla, la tierra, el agua, la recolecta y el envasado deben ser ecológicos y cumplir con esos principios hasta un detergente Eco que también todos sus componentes deben serlo (el packaging, la etiqueta, los ingredientes…).

Orgánico. De igual modo, en el caso de lo orgánico, según la RAE es una sustancia “que tiene como componente el carbono y que forma parte de los seres vivos”. Y, ¿qué significa esto en palabras normales? Que orgánico se refiere a todo aquel producto para cuya creación o crecimiento no se ha necesitado ni incluido ninguna intervención química. Es decir, que no tiene componentes químicos como pesticidas, fertilizantes o sustancias similares (por supuesto colorantes, conservantes, etc).

También, para no quedarnos cortos, deberíamos incluir, aunque no hablemos de ello en este post, la descripción de Biológico (o Bio) como normalmente lo vemos en los envases.

Biológico. Según la RAE, “natural o que implica respeto al medio ambiente al evitar el uso de productos químicos” y aunque parezca que es lo mismo que orgánico, difiere en que lo Bio además son productos que no han sido alterados genéticamente y que no han pasado, en ningún estadio, por un laboratorio para obtener el resultado final. Algo a lo que ya estamos más que habituados a ver para conseguir ciertas frutas y verduras.

Por lo tanto, la línea que separa estos tres términos es muy delgada y podría incluso llevarnos a confusión. Pero lo más importante es tener clara la base y es que todos los productos y/o artículos que lleven el distintivo Eco, Bio, Orgánico, tenemos la certeza de que ni hay productos químicos, ni alteración genética y que, al final, son más saludables que aquellos que no lo tienen.

¿Son positivos para nuestra salud estos productos?

A priori está bastante claro que si. ¿Por qué? Porque todo aquello que no incluya productos químicos, realmente es beneficioso para nuestro organismo ya que lo estamos liberando de sustancia que ni son necesarias ni nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunitario, ni aumentar nuestras protecciones internas, ni son nutrientes. Pero, no solo son beneficiosos para nuestro cuerpo y organismo sino también para el entorno. El Mundo, nuestra tierra, mar e incluso aire, está cada vez más dañado y perjudicado. Estamos vertiendo increíbles cantidades de productos nocivos a nuestros ríos y terrenos que, por supuesto, causan muchos daños. De ahí los cambios de temperaturas tan drásticos que tenemos, los problemas medio-ambientales… Nada es fortuito.

Con una agricultura e industria ecológica y sostenible todo es más fácil pero también mejor para todos. Cuanto menor sea el impacto que causa la producción de algo, más vida tendrá nuestro entorno. Así que no solo va en aquello que comemos sino también en lo que vestimos y consumimos en general y no debería ser un capricho sino una toma de conciencia.

Nosotros, desde Regional, apostamos por diversidad y poder ofrecer un amplio abanico de posibilidades en nuestros productos. Tenemos una línea de productos Eco muy cuidada para los amantes de lo sano y lo healthy pero, ¿significa que el resto de productos no lo son? En absoluto, al contrario. Todos nuestros productos tienen una excelsa calidad y escogemos la mejor materia prima para que cuando llegue a tu mesa, puedas disfrutar de ellos con los cinco sentidos. De eso que jamás quepa duda. Todo, siempre, de la mejor calidad y abiertos a los gustos y preferencias de todos. Lo Eco y lo Orgánico poco a poco va calando en nuestra sociedad y todos, nos vamos adaptando al ritmo adecuado. Al final es volver a lo natural, la esencia y lo de siempre.

0 548

Leave a Reply